Comunidad De Puta Madre

Emprendimiento y Conciliación: ¿Medias naranjas o como el agua y el aceite?

Se hace cada vez más habitual ver cómo muchas personas, generalmente mujeres, deciden iniciar un proyecto propio de emprendimiento, dejando la estabilidad de un trabajo de cuenta ajena, que les llena o no, motivadas por una necesidad de conciliación en su vida familiar, personal y profesional.

 

La conciliación está de moda, y como cualquier moda, tiene seguidores y detractores. Pero lo que es una realidad es que afortunadamente ha llegado para quedarse. Cada vez más, las personas valoramos unas condiciones flexibles a la hora de desarrollar nuestros caminos profesionales.

 

¿Qué es la conciliación? Pues supongo que hay tantas definiciones como personas, porque lo que sí es claro es que es un concepto que va más allá de compatibilizar un trabajo con el cuidado de una familia. Ésta es la conciliación que se promueve, y que deja fuera a muchas personas que, a pesar de ello, también quieren conciliar. 

 

De hecho, me juego una mano a que conciliar queremos todos y todas, cada uno con su vida, cada uno con su carrera profesional, desde su emprendimiento, o cualquier otra circunstancia.  Me viene a la cabeza aquel anuncio de Coca- Cola (que por cierto, no me patrocina, pero me gusta) para afirmar que la conciliación es para las madres, los padres, los abuelos, las abuelas, los titos, las titas, los que tienen perro, los que tienen gato, los que hacen crossfit, las que hacen yoga, los que veranean en la playa, las que la hacen en la montaña, y así hasta el infinito.

 

En mi caso, hablo de Conciliación 360, porque mis circunstancias personales me han obligado a aprender a conciliar y a pedir ayuda para hacerlo. El proyecto más importante de mi vida nace en septiembre de 2011, cuando me convierto en madre por primera vez, y desde entonces no he dejado de buscar caminos para conciliar el ser buena profesional con el cuidado y dedicación de tiempo a mis hijas. 

 

Comunidad De Puta Madre

 

En 2014, sumo a mi lucha por la conciliación el nacimiento de mi segunda hija y un diagnóstico de Alzheimer precoz a mi madre, lo que me hace ser muy consciente de la necesidad de compatibilizar una carrera profesional en proyección, el cuidado de mis hijas, y añadir el cuidado de mi madre. Y solo hace unos meses que entendí, que a todo esto le faltaba una pata, el cuidado y atención de mí misma, mi autocuidado como necesidad, y como pata fundamental para que todo lo demás funcionara. Esta es mi Conciliación 360, el punto de inflexión en mi vida que hoy me ha traído donde estoy.

 

Pero volviendo al inicio, ¿es el emprendimiento la solución mágica para poder conciliar? Pues creo que se ha hecho mucho daño en este sentido, favoreciendo esta afirmación. Y podría serlo, ¡claro que sí!, pero la realidad es que muchas veces las dificultades de iniciar un proyecto propio, convierten a las personas emprendedoras en jefes de sí mismos más tiranos que los que pudieran tener en su trabajo por cuenta ajena.

 

¿Y cuál es la solución? ¡Ay madre!, si tuviera la fórmula mágica, me dedicaría a vivir de esa información con toda la tranquilidad económica de saber que tengo la gallina de los huevos de oro.

 

Realmente no hay una única fórmula, y desde luego ninguna es mágica, pero sí creo que hay pautas o acciones que nos pueden ayudar a emprender un proyecto si es que realmente esto es lo que queremos, y con la motivación del propio emprendimiento, no como solución un trabajo que no nos gusta. Y todo ello, sin renunciar a la conciliación con nuestra faceta personal.

 

 

Tania Camon

Conciliación 360

Foto de portada: Pinterest (mujer10)

About the Author /

soy@comunidaddeputamadre.com

2 Comments

  • Me ha encantado este post, me he sentido muy identificada. Cuando comenzamos a emprender descubrimos lo tiranos que podíamos ser con nosotros mismos, pero afortunadamente poco a poco vamos mejorando, dándole más espacio al resto de nuestra vida.

    Aún no tenemos niños ni familiares de los que hacernos cargo, pero estoy deseando coger mil apuntes para prepáranos para ese momento.

    ¡Qué ganas de escuchar tu charla el sábado!

Post a Comment